lunes, enero 7

Hablar de muerte

Es una forma de verlo.
Hablar de muerte sólo te hace apreciar más la vida,
porque hoy casi no sabes cuando comienza una y termina la otra.
Todo es confuso. Estamos cubiertos de estallidos.
Quizá estamos algo anestesiados también.
Pero no se detiene, entonces es normal.
A veces me siento especial, sólo por estar viva.
Y otras veces no tanto.
Porque siempre, todo cae, naturalmente o no.
Ya no nos afecta, es uno más.
Y un poco más de sangre ya no parece hacer diferencia.
(just another brick in the wall)

4 comentarios:

  1. Cuando más hablas de muerte,
    más la sientes en tus zapatos, acercándose, abrazándote por detrás, diciéndote: por fin conmigo, llevo toda tu vida buscándote.
    (escalofrío)

    nutella
    con nata.

    ResponderEliminar
  2. Yo creo que cuando te das cuenta de que la muerte está cerca es cuando realmente empiezas a apreciar más la vida, por lo que te pueda pasar.
    Y con entradas así también reflexionas y terminas por valorar lo que tienes

    besos
    desde
    lejos de
    pArís

    ResponderEliminar
  3. A mí parecer, la vida ha ido perdiendo su valor; o no sé, quizá siempre fue así.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. La muerte y la vida están demasiado sobre valuadas. Todo es tan caótico y al mismo tiempo tan confuso que uno no sabe para que lado quiere ir.
    Abraazo!! :)

    ResponderEliminar