sábado, agosto 25

Minutos de invierno

Se congela la ciudad, se congelan nuestras manos, y desaparece lentamente el vaho. Se pone pausa a los recuerdos para sentarse respirar lo que queda del invierno. Si se va y no lo vemos, es nuestra culpa. Es justo culparnos cuando se nos va la vida, cuando no apreciamos nada y el tiempo corre más rápido de lo normal.
El tiempo no se desperdicia en absoluto si te pones a pensar más allá de tus problemas, si el sonido de una canción te hace estremecerte allí, en medio del viento congelante. No desperdicias nada.
Sonríes y ves pasar al mundo, mientras no haces nada más que contemplar lo puro y bello que puede ser una temporada de frío. Esa que todos dicen detestar por ser más triste y aburrida que ninguna.
No, a mí me gusta. Y me gusta aun más cuando lo acompañas con algo de chocolate. El tiempo no está siendo desperdiciado, no, está siendo lentamente disfrutado por alguien quiere apreciar un segundo.

1 comentario:

  1. Yo no creo que el invierno sea triste y aburrido, es más, creo que el verano también lo es, y mucho más.
    Para mí, es una de las mejores épocas del año, después del otoño. Y es que ya echo de menos el frío... Y los vasos de chocolates calientes, y los gorros de lana, y la nieve. Y todo lo que conlleva.

    Un beso enorme,
    P.D.: me he enamorado de la foto de la niña con las medusas, la de aquí al lado *-*

    ResponderEliminar